jueves, 13 de noviembre de 2008

Hola hola malvados y malvadas.

Ohhhh sí, mmmm...

Bueno, ya me limpio. Perdonenme, estaba pensando en la estatua esa de una periquita, que hay en una plaza de al lado de mi casa simbolizando a la Constitución del 78.

Ah, que yo iba a presentarme y tal, que es la primera entrada y llevo dos meses (dos) de hecho (2) sin escribir nada de nada. Y supongo que no os interesa una mierda el hecho de que acabe de cancelar mi cuenta del wow (por eso dos meses sin escribir), haga dos días que he dejado de fumar y me haya puesto a régimen. Que menos mal que tengo eso que algunos degenerados llaman novia y follo más que duermo ultimamente...

Ya de paso aprovecho y os pongo una foto de mí, ya que además de extremadamente inteligente, soy exuberantemente hermoso, acompañado de la musa, que fijénse si está cerca de los dioses, que me ha convertido a mí, un intelectual, en un chico florero. En serio, yo ya no pienso, sonrío.
Y además, una foto de éstas siempre ayuda a la lectura. Como prueba baste, que yo leo El Mundo en vez de otros periódicos que considero mejores, sólo porque no me saco de la cabeza a Pedro J en ese video tan molón que se grabó en los noventa (por cierto, la pasta que sacarías por ese corpiño en ebay hoy).

Que sí, que al tema. Estaba yo pensando que últimamente todo lo malo se define con el adjetivo de terrorismo. Anteayer oía en la tele una fiscal feminista (lo de fiscal probablemente me lo estoy inventando), definir la violación como "terrorismo de género". A los ecologistas definir el prestige como "terrorismo medioambiental" (por favor, que alguien les diga que "medio" y "ambiente" son sinónimos, que no sean redundantes y usen uno u otro). A los punkis diciendo "vosotros fascistas, sois los terroristas". He oído llamar a los hackers "terroristas informáticos". E incluso, a los de esquerra republicana en madrid los llaman medio-terroristas y cosas así porque no se los puede llamar terroristas tal cual, pero se quiere hacer incapié en que son lo peor de lo peor y que las carceles secretas de la CIA están justificadas con gentuza como esa.

Así que, qué es el terrorismo según mi gran y perfecta idea del mundo. Pues todo lo molón que no se queda en medias tintas y que llega hasta el final. Es todo lo que no es mediocre y a la vez, profundamente pretencioso. Y adoramos lo pretencioso.

Además, nunca olvidaré que cuando entré en la facultad, por unas movidas que ya ni recuerdo (curioso que acabé de decir nunca olvidaré), La Razón, ese gran periódico humorístico, nos definió a los de mi facultad como terroristas intelectuales, y yo no cabía en mí de felicidad, creo que fue el día más feliz de mi vida, incluso por encima del día que una mujer me dijo "no es pequeña, es normal". Adoro la sinceridad.

Que empieza una nueva etapa, voy a ver si me voy tuneando esto, y sobre todo, a ver si soy capaz de escribir dos lineas coherentes sin la intención clara e inequívoca de ligar como ocurría hasta hace nada. Oye, funcionar funcionó de la hostia.

Y mientras leamos a Thiago y su Ruina Imponente, que es de lo mejor que van a encontrar y además no se nos estanca y se aprecia una clara evolución, especialmente en las ideas. Y no sentimos profundamente orgullosos de que no se haya dejado adoctrinar por los sociatas como yo temía que ocurriese.

OH OH OH, os dejo, que me llama un colega, que en su barrio hay una estatua de otra periquita que simboliza LA DEMOCRACIA !!! Mi próstata no va a dar para tanto progreso social.

2 comentarios:

CardinalXiminez dijo...

Sabes que soy un socialdemócrata, y, por lo tanto, un débil; pero hay días como hoy en los que, efectivamente, dan ganas de seguir el camino de los anarquistas del XIX y ejecutar la propaganda por el hecho. Cuándo el curafreak del presidente del Congreso de los Diputados quiere ponerle una placa a una monja mala; cuándo Santiago Carrillo sale en "Cuéntame"; cuándo George Bush dice que el problema no es del capitalismo sino de la falta de regulación y se queda tan ancho...

Mátales a todos, Rubiano.

Cuervo Blanco dijo...

¡Muy bien, señor terrorista intelectual! Estamos encantados de poder volver a leer sus desvaríos por el ciberespacio.

Siento traicionar tu mitificadora memoria, pero la noticia que citas de La Razón (panfleto de ficción) decía que en nuestra facultad había terroristas escondidos porque nuestro bienamado Román Reyes había montado unas mesas redondas sobre el conflicto vasco y había invitado a gente de Herri Batasuna, y ya sabemos todos que hay determinadas posiciones que es mejor ni escuchar, no vaya a ser que ensucien nuestros inmaculados intelectos. En fin...

Te seguiremos de cerca, tovarich. Un abrazo enorme de tu Cuervo Blanco.

PD: Lo pretencioso es el campo de pruebas de lo genial, y si no buscamos lo genial pues nada, a ver la tele...

PDD: Están su señora y usted encantadores en esta foto. Dan ganas de comérselos...